Paraguay refuerza la lucha contra la Enfermedad de Chagas con las primeras guías de manejo de la patología

Se trata de una guía para pacientes adultos y otra específica para el control de la transmisión congénita de la Enfermedad de Chagas y de casos crónicos en población infantil.

Paraguay no se detiene en su objetivo de eliminar la Enfermedad de Chagas como problema de salud pública en esta década y, para ello, pone a disposición del personal de salud las dos primeras guías de manejo de esta patología elaboradas en el país, tanto para pacientes adultos como para mujeres en edad fértil, embarazadas y niños.

La Enfermedad de Chagas, también llamada Tripanosomiasis Americana, está causada por el parásito Trypanosoma cruzi. Es endémica en América Latina, donde se estima que hay cerca de 100 millones de personas en riesgo de infección, unos 6 millones con la infección, 30.000 nuevos casos anuales por todas las formas de transmisión. La enfermedad causa 12.000 muertes anuales.

En los seres humanos, se transmite principalmente por contacto con las heces de insectos triatominos infectados, conocidos en nuestro país con nombres como “vinchuca” o “chichã guasu”. Otras formas de transmisión de importancia epidemiológica son la transfusión de sangre o sus componentes, trasplantes de órganos y otros tejidos, congénita, durante el embarazo o el parto, o por ingestión de alimentos contaminados y accidentes de laboratorio.

En Paraguay, actualmente, la principal vía de transmisión en el país es la congénita. Se observa una prevalencia del 5% en embarazadas y del 1,5-2% en bancos de sangre. Así mismo se estima que unos 400 niños nacen al año con la infección.

El país logró en 2018 la certificación de la interrupción de la transmisión vectorial intradomiciliaria en todo su territorio. Por lo que es el momento de avanzar en una mejora del acceso al diagnóstico y tratamiento de la población afectada.

El diagnóstico precoz de la gestante con serología positiva tiene suma importancia para la detección de los casos de transmisión congénita y el posterior seguimiento de la curva serológica en el recién nacido en su primer año de vida que permita su diagnóstico y tratamiento.

El riesgo de transmisión vertical, en nuestro país, según los datos estadísticos de los últimos años, oscila entre el 2 y 5%. Se estima, por ello, que nacen 400 niños con la infección por T.cruzi cada año.

La prevalencia de la infección en embarazadas es del 5% (alrededor de 7.500 mujeres), con variaciones en departamentos de alta endemia llegando hasta un 25% en la región occidental del Chaco. Todo ello justifica la realización de controles serológicos rutinarios a las embarazadas, en todo el Paraguay, junto con los que se hacen para las enfermedades incluidas en la iniciativa ETMI+ para el control de la transmisión maternoinfantil (sífilis, hepatitis, VIH y Chagas). Además, es importante por las siguientes razones:

• La detección de anticuerpos anti-T.cruzi es sencilla y puede realizarse en el embarazo o el parto.

• Las tasas de curación en neonatos con el tratamiento específico alcanzan casi el 100%.

• No tratar al neonato conlleva la cronificación de la infección, el mantenimiento de portadores reservorios y la posibilidad de desarrollar la enfermedad en 30-40 años en un tercio de los casos; el corazón y el tracto gastrointestinal son los órganos más afectados.

• El tratamiento de la mujer en edad fértil y de la embarazada tras el parto y la lactancia podría prevenir la transmisión en otros embarazos posteriores.

“Con la publicación de estas guías, el país avanza con una herramienta muy útil y de fácil acceso en el manejo de la atención protocolizada a las personas afectadas, tanto adultos como mujeres y bebés”, destacó la doctora Vidalia Lesmo, jefa del Programa Nacional de Control de la Enfermedad de Chagas, dependiente del Servicio Nacional de Erradicación del Paludismo (SENEPA).

Las dos guías establecen directrices de diagnóstico y tratamiento para facilitar la tarea del personal de salud de los diferentes servicios de la red (USF, PS, CS, Hospitales), a fin de que puedan tomar decisiones pertinentes en pacientes adultos, así como en la embarazada y el recién nacido con el fin de llegar a un diagnóstico, tratamiento y seguimiento adecuado del Chagas Congénito, así como la infección crónica reciente infantil.

Este proyecto se ha establecido en un trabajo colaborativo de expertos en consonancia con las guías de la Organización Panamericana de la Salud. Asimismo, se ha contado con el apoyo y asesoría de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID) y el Instituto de Salud Global (ISGlobal).

Total Page Visits: 1695 - Today Page Visits: 5

Enlace permanente a este artículo: http://senepa.gov.py/2021/07/09/paraguay-refuerza-la-lucha-contra-la-enfermedad-de-chagas-con-las-primeras-guias-de-manejo-de-la-patologia/