Chagas: “Ayúdanos a saber cuántos somos y dónde estamos”

El Día Mundial de la Enfermedad de Chagas se recuerda cada 14 de abril para educar y concienciar sobre las medidas de prevención, diagnóstico y tratamiento. Desde la OPS/OMS, se busca dar mayor atención a esta patología.

En este año 2022 se busca dar visibilidad a la Enfermedad de Chagas y elevar el nivel de conciencia acerca de la importancia de mejorar la detección precoz, lograr la ampliación de la cobertura del diagnóstico y el acceso equitativo a la atención clínica.

El Día Mundial de la Enfermedad de Chagas fue conmemorado por primera vez en el año 2020, tras la aprobación y el respaldo recibido por la 72ª Asamblea Mundial de la Salud en la OMS en mayo de 2019.

La fecha elegida coincide con el diagnóstico de la primera paciente con esta afección, el 14 de abril de 1909. Se trataba de una niña brasileña, llamada Berenice Soares de Moura, quien fue tratada por el Dr. Carlos Ribeiro Justiniano Chagas.

¿De qué se trata la Enfermedad de Chagas?

Es una afección parasitaria, sistémica, crónica, transmitida por vectores y causada por el protozoario Trypanosoma cruzi, con una firme vinculación con aspectos socio-económico-culturales deficitarios, se la considera una enfermedad desatendida. Es una patología endémica en 21 países de las Américas, aunque las migraciones de personas infectadas pueden llevarla a países no endémicos de América y el Mundo.

El principal mecanismo de transmisión es vectorial, a través de la vinchuca o chichã guasu, de la subfamilia Triatominae. Infectan personas expuestas a su picadura, al depositar sus heces infectadas en heridas de la piel o sobre mucosas. Otras modalidades de transmisión son: congénita, transfusional, trasplantes de órganos u oral. Aunque la mortalidad ha disminuido significativamente, puede causar consecuencias irreversibles y crónicas en el corazón, así como en los sistemas digestivo y nervioso.

#PorUnParaguaySinChagas

En Paraguay no se registran nuevos casos contagiados por la vía vectorial desde el 2012. En ese contexto, en el año 2018, la OPS/OMS ha certificado la interrupción de la transmisión vectorial intradomiciliaria de Trypanosoma cruzi por Triatoma infestans, en todo el territorio nacional.

Esto fue posible con la implementación de acciones programáticas de prevención y control que se han mantenido a lo largo del tiempo en forma constante y sostenida, logrando alianzas claves con la participación efectiva de todos los sectores de la sociedad y las fuerzas vivas de la comunidad.

Actualmente, desde el SENEPA se apunta a desarrollar estrategias integrales e intersectoriales para prevenir la mortalidad, disminuir la morbilidad y las pérdidas socioeconómicas, con intervenciones encaminadas hacia el logro de la interrupción de la transmisión congénita y transfusional.

Enlace permanente a este artículo: https://senepa.gov.py/2022/04/14/chagas-ayudanos-a-saber-cuantos-somos-y-donde-estamos/